LOS ZAPATOS DE LAS MARIPOSAS…

Hoy quiero hablarte de “Los Zapatos de las Mariposas…” 

A todo esto, ¿cómo estás? ¡Espero que todo genial!

Hoy quiero hablarte del algo que me está consumiendo, que me está generando ansiedad y el tan temido stress, no a grandes niveles pero si para recapacitar y frenar, hoy te quiero hablar de “Los Zapatos de las Mariposas”

Si, hoy te quiero hablar de mi querido y precioso blog, ¡porque mira qué es bonito! Empecé con mucha ilusión y aún me queda algo, creo que no he sabido llevarlo bien, o no me he sabido organizar, o simplemente  la vida no me da para más. Te estarás preguntado, ¿pero de qué está hablando? Muy sencillo, me he agobiado, y antes de que coja más manía a mis mariposas creo que lo mejor es parar.

Más que por el blog, han sido las redes sociales, bueno ellas no han sido, he sido yo solita… Yo tengo mi trabajo, mejor o peor, me guste o no, pero lo tengo, ya me gustaría vivir de mis zapatitos, tengo mi trabajo, lo más pronto que salgo son las 18.30 horas, atasco, que llego que no, recados, visitas, me dan las 19.30 u 20.00 horas tranquilamente. Llegar a casa, ponerme cómoda y enfrascarme en actualizar las redes sociales, contestar comentarios, devolver likes y me gusta por todas partes, lanzar algún pajarillo en Twitter, pensar en la próxima publicación, empaparme de las tendencias, maravillarme con los modelis de las pasarelas, dar una vuelta por Pinterest (que para mí ha sido una de las mejores aplicaciones que he podido descubrir), en resumen “llegar a casa y no levantar la cabeza del móvil, ordenador o lo que sea, cenar y a la cama” y así día tras día… Y no, me niego, ha llegado un momento en el que no puedo más. No sé cuanto tiempo hace que no leo el libro que tengo en la mesita de noche, cuando yo antes leía y leía y era feliz con mis libros. Tengo mis revistas de moda apiladas en el revistero, me hacen señas para que por favor las coja, y aunque sea les eche un vistazo, que me deje deleitar por el colorido de las fotos estampadas, por el olor a papel, que levante la cabeza del ordenador… He descuidado a mi familia, he rechazado planes interesantes o no, porque tenía que publicar o porque llevaba todo el día sin pasar por Instagram, y no, esto no puede ser… Mientras escribo todo esto, hay alguna lagrimilla que quiere salir, pero no la dejo, me digo a mi misma que no es para tanto, pero si debe ser cuando pienso en el blog y en las redes sociales y me cambia la cara, o por mi cabeza pasa un “no quiero saber nada más”

Pensarás que llevo poco tiempo y que me he rendido muy rápido, no, no me estoy rindiendo, nunca me rindo… Solo necesito parar, volver a tener ganas y hacerlo con ilusión. El blog fue creado para ser una vía de escape, para plasmar lo que me gusta y lo que pasa por mi cabeza, no una obligación y yo ahora mismo lo veo como una obligación y así las cosas no salen bien.

No voy a desaparecer, ni mucho menos, no te librarás tan fácilmente de mi, sólo voy descansar, pensar claramente en lo que quiero para Los Zapatos de las Mariposas… 

Quiero darle una vuelta al contenido, quiero dejarte con la boca abierta de las maravillas que te quiero enseñar, quiero que pienses: “Me alegro de tu vuelta, te esperaba” y todo esto es lo que te quería contar, espero que sigamos siendo amigos, yo ahora me tengo que reponer para seguir gritando muy fuerte:

¡¡Vamos a ver qué hacemos con tanto zapato y tanta mariposa revoloteando en el corazón…!!

Los Zapatos de las Mariposas…

Ahora más que nunca, gracias por estar ahí.

Besos mil

6 comentarios

  1. Me ha encantado tu post, no sabes hasta que punto te entiendo y por eso mismo sé que volverás. Hace unos años tenía otro blog, y me pasó exactamente igual que a tí, me agobié hasta un punto que sentí una liberación inmensa cuando lo dejé, a la vez que una gran tristeza. Pero hace tres semanas volví, con fuerzas, con ganas y con otro blog diferente. Por todo esto sé que volverás y te estaremos esperando. Besos, disfruta y mucha suerte!

    http://www.alibabaylos40tacones.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *