Así es mi vestido de hoy, cortito por delante, larguito por detrás… y si, también tiene volantes, no se si cuatro o más pero los tiene.

¿Os acordais de esa canción de cuando éramos peques? Creo que decía así: …. Si eres pequeñita y te puedes caer, cómprate un vestido de color café, cortito por delante, larguito por detrás… con cuatro volantes y adiós mi capitán!

¡Ayyy qué tiempos aquellos!

Mi vestido no es color café, nada que ver, negro con flores rojas, creo que rosas y a mí no me puede gustar más.

El detalle del cuello fruncido con lazo de terciopelo atado en la nuca, ideal para ir con coleta, detalle también de los volantes del bajo, otro detalle, cortito por delante, larguito por detrás…

Vaporoso, al ir andando parece que lleves cola y con viento es una auténtica pasada.

Lo combiné con un básico jersey negro de cuello alto, medias negras y botines negros de tacón ancho. Deseando estoy que haga mejor tiempo para llevarlo sin nada debajo, mi súper vestido cortito por delante, larguito por detrás…

Y esto es todo por hoy. He estado un poco desaparecida del blog pero no porque haya querido. Cambié de proveedor de estas cosas de hosting, dominios y esas cosas y tanto el actual proveedor como el anterior me juraron que no me quedaría sin servicio jamás de los jamases, pues sí querida he estado algún que otro día tirándome de los pelos! pero ya está todo solucionado.

Aunque no haya estado por aquí, te recuerdo que en redes sociales estoy dándolo todo, así que si me echas de menos solo tienes que buscarme y allí estaré…

Espero que te guste tanto como a mi el vestido cortito por delante, larguito por detrás… y adiós mi capitán!

Gracias por estar ahí.

Besos mil.

Gracias mil también por tus comentarios que me encantan!

 

 

 

Suscríbete a la Newsletter de ZDM!

Todas las novedades de Los Zapatos de las Mariposas en tu email.

Gracias! Recibirás un email para confirmar tu suscripción.