Pues otra vez se acaba el año, otra vez vuelta a empezar. Bendito 2018… No te vayas nunca, 2018…

Bueno también puede ser, que el año que está a punto de comenzar sea tan estupendo como mi querido 2018… Te estarás preguntando qué que me ha pasado en este 2018… para no querer que se acabe. Te lo voy a contar, en este 2018… he aprendido a vivir, por fin he aprendido a disfrutar, a vivir tranquila, a sonreír, a alejarme de personas tóxicas, malas y destructivas, personas que te absorben la energía y hacían que siempre estuviese cansada, enferma de dolores, con lágrimas todos los días y de un plumazo me quité unas cuantas de esas personas que me estaban matando. Qué alivio, qué paz, qué felicidad, que tranquilidad, qué peso me he quitado de encima. 2018…

Ahora lo que quiero hacer, es hacerte un resumen de mi bonito 2018… pero va a ser a modo de imágenes, de frases, textos o palabras para que veas que como me ha cambiado la vida y como he cambiado yo, solo tienes que abrir los ojos y analizar lo que te está quitando la vida. Por mucho que te digan los demás hasta que no levantes la cabeza del suelo y lo veas por ti mismo, el problema te perseguirá todo lo que tu quieras. Así que, se valiente y levanta la cabeza y que nadie se atreva a decir que tu no puedes llevar la cabeza bien alta, que nadie te infravalore en tu entorno laboral, no lo consientas y muchísimo menos en tu vida personal.

En este 2018… también he aprendido a conocer a gente maravillosa que se han convertido en personas muy importantes para mí, en este 2018… he decidido que solo quiero gente que aporte en mi vida, gente que sume, los que resten ya saben que en mi vida no tienen hueco. 2018…

Sin más, te deseo un un feliz año nuevo, te deseo que por lo menos sea como mi bonito 2018…

¡¡Feliz Año Nuevo de parte de Los Zapatos de las Mariposas!!

Gracias por estar ahí.

Besos mil

¿Te acuerdas cuando salía yo por aquí? En algún post estarán estas fotografías. Mis bellos zapatos, una de mis joyas preferidas… Ahora me subo a ellos sin miedo a caerme…

Y ahora ya no tengo dudas. No tengo remordimientos, ya no tengo sombras, no tengo pecado, no tengo pasado. Sólo tengo unas ganas enormes de volver a empezar. Y de ser feliz…

Otra de mis joyas… Llevaban en el armario desde antes de verano, por fin, con ilusión, con ganas, con sonrisa en mi boca, los estrené el otro día…

Por eso los necesitamos, esos ángeles de la guarda, por llamarles de algún modo. A esas personas que no tiran la toalla, que te agarran fuerte y no dejan que te caigas. Que te sacan la sonrisa aún con los ojos empañados en lágrimas, que hacen mejorar tu día a pesar de haber perdido toda esperanza. Que se olvidan de tu horario, su cartera, las distancias o lo cansados que tengan sus músculos. Personas que perfeccionan cada detalle y lo convierten en el mayor de los regalos. Personas que no esperan un “gracias”, que no lo necesitan, y que muchas veces ni siquiera han oído esas siete letras de tu boca.

Mi querido ángel de la guarda. Mi pequeño saltamontes. Mi pollo.
Y si, GRACIAS, GRACIAS SIEMPRE!! Te quiero y más…

Sé selectivo en tus batallas. A veces tener paz es mucho mejor que tener la razón…

El secreto no es correr detrás de las mariposas… es cuidar el jardín para que ellas vengan a ti. A final de cuentas, vas a encontrar, no a quien estabas buscando, sino a quien te estaba buscando a ti.

“Me debo tantas disculpas”
Una dama.

Vive, joder. Vive. Y si algo no te gusta, cámbialo. Y si algo te da miedo, supéralo. Y si algo te enamora, agárralo. Tengo que, nunca es un buen comienzo. No hagas nada que empiece con estas palabras. Quiero, amo, me flipa, voy, puedo, es la mejor manera para construir tus frases, tus días, toda tu vida…

Hay personas que no sabes por qué, ni para qué, ni importa dónde, ni cuándo, ni cuánto tiempo, ni lo que suceda mientras. Pero sabes que las vas a querer. Siempre. Y para toda la vida.

Tuve que apostar y para ganar, aprendí a saber perder…

La belleza comienza con la decisión de ser uno mismo…

Mi consejo es que te largues. Que te largues lejos de lo que te hace sufrir, de lo que huele a viejo, de lo que te sobra. De lo que ya no brilla. Que te alejes de los silencios, de los estómagos vacíos, de la opinión de las masas. Que no te quedes donde no te quieren por el “tal vez” o el “ojalá” o el ” y si mañana”. Que nos faltan pelotas y nos sobran motivos para largarnos. Porque si al final te quedas, si finalmente decides que no te largas, y no saltas y te quedas… entonces te mueres y de ahí ya no sales…

Para tener un vida plena, es imprescindible pisar los charcos, implicarse, arriesgarse, experimentar, ese el secreto de sentirse vivo. Quedarse en las teorías contemplativas no te conducirán a la consecución de tus objetivos. O te mojas, o te quedas sin jugar…

El lado bueno de las cosas. El mundo te romperá el corazón de todas las formas imaginables. Eso está garantizado y yo no puedo explicarlo, como tampoco la locura que llevo dentro ni la locura que llevan los demás. La vida nunca es justa pero debes afrontar los golpes y seguir adelante. Y cuando tengas el corazón roto tendrás que que volver a construirlo y, no solo eso, tendrás que volver a confiar y esta es la parte más difícil. A pesar de todo esto, aunque la vida rompa todas tus ilusiones debes seguir soñando, ¿sabes por qué? Porque si no te ilusionas, porque si no sueñas, porque si no amas ¿qué clase de vida estarás viviendo? ¿para qué quieres una vida si no la estás aprovechando? No se puede vivir con miedo toda la vida: La vida es así: te caes, te levantas y te vuelves a caer. Pero, si ni siquiera te mueves por temor a caerte, en realidad ya te has hundido…

Soplar. Cuando soplas, todo se cumple. Soplabas pasteles de cumpleaños. Tu madre te soplaba cuando te hacías daño. Soplar es desear. Desea…

¡¡Prometo superarlo este año 2019…!!

Este adiós no maquilla un hasta luego, este nunca no esconde una ojalá, estas cenizas no juegan con fuego, este ciego no mira para atrás…

Imágenes y textos vía Pinterest. Instagram. Joaquín Sabina. DommCobb. Y mías!!

Suscríbete a la Newsletter de ZDM!

Todas las novedades de Los Zapatos de las Mariposas en tu email.

Gracias! Recibirás un email para confirmar tu suscripción.